Luxapientiae*

Llueven palabras en el silencio

(no es de día ni de noche
no es tu boca ni la mía)

es Cortázar darlin’
es su prosa bonita
es su manera de contarme su ciudad.

che mirá, che
mirá y morí

¡Qué bien escriben los hombres!
¡Qué bien lo hace Cortázar!
Cuando baja de su ciudad para mantener el navío a flote.

¡Qué palabras para más sencillas!
¡Qué líneas para más exquisitas!
Y si entonces fuese mi cuerpo el que canta

aquel que danza en músicas ajenas
en poesías anónimas
en novelas impensadas

Un modelo nuevo, che
un rompecabezas infinito he
traído para que veas qué maravilla
un paréntesis a la vida
un stop en la autopista
decirte:

“hay un canal que corta por el medio mi ciudad
y navíos enormes sin mástiles pasan en un silencio into-

[lerable

hacia un destino que conozco pero que olvido al regre-

[sar,

hacia un destino que niega mi ciudad
donde nadie se embarca, donde se está para quedarse
aunque los barcos pasen y desde el liso puente alguno es-

[té mirando mi ciudad.” 1

¿Leíste? Viste qué hondo es el mar y cuán heladas son sus aguas.
¿Sentiste mi respiración agitar?

Mira mi mano,
mira sus líneas,
¡Mira estos garabatos!
mira mis cayos, mis pellejitos,
mira mis uñas mordidas y sin brillo
mira este librito

lee a este Cortázar, que escribe soñando
que escribe para ti o para mí
léeme en él, lee estos garabatos,
lee mis cayos, lee estas ásperas palmas en sus cuentos
y baja a la ciudad con una mente nueva

baja cariño, baja a la calma,
regresa a la luxapientiae
ven a mi con un verso cantado, ven a mí en
un molde nuevo, ven a mí limpio y
sin escamas,

pez

vuelve al mar, entibia tu platinada piel conmigo

arma un barco conmigo

arma conmigo el arca

déjame en un sesenta del año y dame dos razones más:

Un modelo para amar
(te
Un modelo para armar
(te.

*LUXAPIENTIAE.(Del latín lux (nominativo)+ sapientiae(adj. genitivo). “Luz de la sabiduría”)
1. CORTÁZAR, Julio; 62 Modelo para armar

Anuncios

20 Responses to “Luxapientiae*”


  1. 1 GatoFranco mayo 11, 2006 en 7:53 pm

    Estaba buenazo. Te hiciste una muy buena Sara, se nota la lírica a flor de piel. No sabía que te gustase tanto Cortázar. A mí no, casi nada. Pero me gustó mucho tu poema.

    Bien ahi.

  2. 2 GatoFranco mayo 11, 2006 en 7:54 pm

    Estaba buenazo. Te hiciste una muy buena Sara, se nota la lírica a flor de piel. No sabía que te gustase tanto Cortázar. A mí no, casi nada. Pero me gustó mucho tu poema.

    Bien ahi.

  3. 3 Sam mayo 11, 2006 en 9:33 pm

    jajaja, asu… es que pensé en la ciudad… pensé en bajar a mi ciudad cuando ya todo está oscuro. CASI siempre es así… casi siempre…

  4. 4 Sam mayo 11, 2006 en 9:33 pm

    jajaja, asu… es que pensé en la ciudad… pensé en bajar a mi ciudad cuando ya todo está oscuro. CASI siempre es así… casi siempre…

  5. 5 FILLON mayo 13, 2006 en 4:26 am

    No puedo dejar mi naturaleza a un lado. Ahí te va un breve comentario sobre tu poema. Sólo es comentario OJO.
    El poeta inicia su travesía ubicándonos en el limbo. Entre lo material y lo inmaterial, “lugar donde quedan detenidas las almas de los santos y patriarcas antiguos esperando la redención del género humano”. Desarrolla la evocación de su estancia perpetua desde un punto de vista omnipresente y consensuado, rememorando sentimientos que logran captar nuestra atención con lo más humano que puede emitir el poeta, aunque no quiera parecerlo. Desde su ubicación privilegiada empieza a valorar de manera inocente la escritura de Cortázar, espejismo que le da a entender que trata con una especie de conocimiento privilegiado; en estos versos se puede denotar la supravaloración de su condición, aunque realza el magnificat de la escritura humana. La creación de una visión amplia, de consecuencia naturalizada, nos hace reflexionar también sobre la protagonización del poeta dentro de la travesía. La voz poética no está sola, sino que se enrrumba junto con una “voz de algún recuerdo que extraña” y que en momentos precisos los saca a relucir. Voz que se encuentra en el silencio que define la situación: nos encontramos en una caverna. Y los ecos que se lleva la evocación de un suplicio de atención que poco a poco va revelando la verdadera identidad del poeta. Hasta que de pronto la calma inicial reflejada en la supuesta divinidad se ve transformada en transmutación a carne y hueso, incluso evidenciada en las palabras de endulzamiento e inocencia que no podría tener un ser que cree estar en la superioridad de lo inteligible.
    El pez: Elemento que ocupará la piel dejada por el ser que se fue. La voz se convierte en una sola, un solo elemento, una sola dimensión de inteligencia: luxapientiae. Despide este nuevo ser su condición frágil para convertirse en un “modelo”, que incluso crea un escudo como retaguardia contra la nueva armadura que se coloca: el amar. El juego sintáctico al dejar la `te` refleja también la dejadez de un recuerdo que va pasando y un olvido que llega al final de la travesía.

  6. 6 FILLON mayo 13, 2006 en 2:15 pm

    No puedo dejar mi naturaleza a un lado. Ahí te va un breve comentario sobre tu poema. Sólo es comentario OJO.
    El poeta inicia su travesía ubicándonos en el limbo. Entre lo material y lo inmaterial, “lugar donde quedan detenidas las almas de los santos y patriarcas antiguos esperando la redención del género humano”. Desarrolla la evocación de su estancia perpetua desde un punto de vista omnipresente y consensuado, rememorando sentimientos que logran captar nuestra atención con lo más humano que puede emitir el poeta, aunque no quiera parecerlo. Desde su ubicación privilegiada empieza a valorar de manera inocente la escritura de Cortázar, espejismo que le da a entender que trata con una especie de conocimiento privilegiado; en estos versos se puede denotar la supravaloración de su condición, aunque realza el magnificat de la escritura humana. La creación de una visión amplia, de consecuencia naturalizada, nos hace reflexionar también sobre la protagonización del poeta dentro de la travesía. La voz poética no está sola, sino que se enrrumba junto con una “voz de algún recuerdo que extraña” y que en momentos precisos los saca a relucir. Voz que se encuentra en el silencio que define la situación: nos encontramos en una caverna. Y los ecos que se lleva la evocación de un suplicio de atención que poco a poco va revelando la verdadera identidad del poeta. Hasta que de pronto la calma inicial reflejada en la supuesta divinidad se ve transformada en transmutación a carne y hueso, incluso evidenciada en las palabras de endulzamiento e inocencia que no podría tener un ser que cree estar en la superioridad de lo inteligible.
    El pez: Elemento que ocupará la piel dejada por el ser que se fue. La voz se convierte en una sola, un solo elemento, una sola dimensión de inteligencia: luxapientiae. Despide este nuevo ser su condición frágil para convertirse en un “modelo”, que incluso crea un escudo como retaguardia contra la nueva armadura que se coloca: el amar. El juego sintáctico al dejar la `te` refleja también la dejadez de un recuerdo que va pasando y un olvido que llega al final de la travesía.

  7. 7 Valeria mayo 13, 2006 en 2:31 pm

    no he leido a Cortazar pero esto está muy bueno…..¿modelo para armar???? eso lo he leido en otro lado jajajaja

  8. 8 Valeria mayo 13, 2006 en 2:33 pm

    no he leido a Cortazar pero esto está muy bueno…..¿modelo para armar???? eso lo he leido en otro lado jajajaja

  9. 9 Sam mayo 13, 2006 en 2:42 pm

    srta. scottini. Usted realmente se pasa.
    Akí va una línea de referencia:
    Entre tantas notas que a diario bajo y subo, yo siempre me leo una ke otra nota, algún blog, algún boletín, alguna revista, etc,etc y amén de los etcéteras. En fin, entre todas esas cosas encontré un mensaje en una web que hablaba sobre cortázar y pasaba a un link. Hice clic y me di con un texto blanco en fondo negro y que decía 62 modelo para armar.
    Me enganché harto con esas letras, por consiguiente un cd y mi compu se hicieron cómplices del insmonio en el ke revisé dicho texto.
    Se trata entonces, como comprenderás de una mera coincidencia. Al menos yo lo tomo así. Una mera coincidencia que enlazo io con la realidad paralela que vivo.
    MMM… don’t be jealous my dralin’… jajaja naa forget it!

  10. 10 Sam mayo 13, 2006 en 2:42 pm

    srta. scottini. Usted realmente se pasa.
    Akí va una línea de referencia:
    Entre tantas notas que a diario bajo y subo, yo siempre me leo una ke otra nota, algún blog, algún boletín, alguna revista, etc,etc y amén de los etcéteras. En fin, entre todas esas cosas encontré un mensaje en una web que hablaba sobre cortázar y pasaba a un link. Hice clic y me di con un texto blanco en fondo negro y que decía 62 modelo para armar.
    Me enganché harto con esas letras, por consiguiente un cd y mi compu se hicieron cómplices del insmonio en el ke revisé dicho texto.
    Se trata entonces, como comprenderás de una mera coincidencia. Al menos yo lo tomo así. Una mera coincidencia que enlazo io con la realidad paralela que vivo.
    MMM… don’t be jealous my dralin’… jajaja naa forget it!

  11. 11 ojitos mayo 14, 2006 en 8:32 pm

    ah! pero que encanto de blog! por aqui me quedo, tienes mucho talento.. 🙂
    saludos desde el caribe,
    🙂

  12. 12 Omni mayo 14, 2006 en 9:15 pm

    Hello from the United States!! 🙂

    Omni

  13. 13 ronals mayo 15, 2006 en 9:31 am

    Cortázar, Julio. Punto final.

  14. 14 Omni mayo 15, 2006 en 9:34 pm

    Hello from the United States!! 🙂

    Omni

  15. 15 ojitos mayo 15, 2006 en 9:35 pm

    ah! pero que encanto de blog! por aqui me quedo, tienes mucho talento.. 🙂
    saludos desde el caribe,
    🙂

  16. 16 ronals mayo 15, 2006 en 9:35 pm

    Cortázar, Julio. Punto final.

  17. 17 Alvaro E. Uribe (la página que puse ni la he completado :S) julio 4, 2006 en 11:44 pm

    Señorita Apaza, soy un desconosido, un fisgón nocturno que encontro estas notas mientras se metían en la regadera, gran talento chava, grande hermana. Uno que trata siempre de darse de ladrillazos con el señor Cortazar, pero mis respeto usted arma y rearma, gran ritmo, grande, grande.

    Me dejo con mi modelo para armar
    [me
    ese modelo, saludos desde México..
    un fisgón llamado Álvaro Ernesto 😀

  18. 18 Alvaro E. Uribe (la página que puse ni la he completado :S) julio 4, 2006 en 11:48 pm

    Señorita Apaza, soy un desconosido, un fisgón nocturno que encontro estas notas mientras se metían en la regadera, gran talento chava, grande hermana. Uno que trata siempre de darse de ladrillazos con el señor Cortazar, pero mis respeto usted arma y rearma, gran ritmo, grande, grande.

    Me dejo con mi modelo para armar
    [me
    ese modelo, saludos desde México..
    un fisgón llamado Álvaro Ernesto 😀

  19. 19 Sam julio 4, 2006 en 11:50 pm

    Gracias por fisgonear. Hágalo siempre que pueda. La curiosidad no mata al gato, el quedarse con las ganas, sí.

  20. 20 Sam julio 4, 2006 en 11:50 pm

    Gracias por fisgonear. Hágalo siempre que pueda. La curiosidad no mata al gato, el quedarse con las ganas, sí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Sara Apaza

1986. Estudiante de CC.CC. de la USMP, periodista multimedia del Grupo RPP y autora de cuanta catarsis se halle en este blog. Contacto: djagainst@gmail.com

Fotos de Flickr

Archivo

Estuvieron en Boleto Rojo

  • 52,776 + 6050 Visitantes

A %d blogueros les gusta esto: