De porqué se puede odiar el fútbol, pero adorar el mundial (3)


INCREÍBLE FINAL. Italia ganador mundial y Zidane expulsado,
aunque él también recibió su balón. (Fotos: Agencias /Internet)

La Copa Mundial de Fútbol Alemania 2006 tuvo sus cosas. Goles, penales y jugadas geniales que siempre serán parte de él; protagonistas que se jugaron más que el reconocimiento de los hinchas, la inmortalidad en el campo olivo; y reacciones inesperadas como la del ‘cabezazo zinediano’ o los ondulantes movimientos de las caderas de Shakira.

Si “De porqué se puede odiar el fútbol, pero adorar el mundial” explicaba mi desinterés por el balompié, “El final de una Copa” intenta dejar en claro que disfruté de los treinta días que duró el mundial, sobre todo la última semana, cuando admití mi amor por Zidane (a pesar de sentirme atraída por el ‘Rafa’ Márquez, en fin que más da, uno nunca podrá ser fiel, je) y no se imaginan cuánto sufrí el instante en el que ‘Zizou’, mi ‘Zizou’, fue expulsado de la cancha.

No excuso su conducta, para nada. La violencia de cualquier forma es negativa y lo único que puede hacer es ensombrecer las buenas acciones que un hombre de la talla de Zidane pueda haber hecho. Pero digamos que son sombras que a las finales pesadas en una balanza no lograrán jamás tener más kilos que el excelente desempeño que tuvo “ZZ” (como le digo yo) en la cancha. Al fin y al cabo, recibió su Balón de Oro y carambas, bien merecido se lo tiene. Porque todo aquel que llega a un mundial debería sentirse satisfecho de participar y más aún si lo hizo con toda la disciplina y motivación posible.

Qué lástima por el Perú quedarse siempre fuera de la fiesta. Me da mucha pena ser realista y pensar que nuestra selección dista mucho de alcanzar los niveles de países como Alemania, Francia, Italia o Argentina- para nombrar algo más cercano, aunque sea geográficamente-.

El hecho es que este mundial novedades, nos trajo. Cuando todos creímos que Argentina llegaría a las finales, Alemania se encargó de destrozar los corazones gauchos. Cuando todos creímos que Alemania le ganaría a Italia, Grosso y Del Piero nos demostraban que estaban más que listos para enfrentar al mismo Dios para llevarse la Copa. Cuando todos creímos que Zidane se despediría sin pena ni gloria, ‘Zizou’ nos enseñó que el diablo sabe más por viejo que por diablo y que errar es humano.

Impredecible, fútbol, impredecible. Ni el mejor oráculo nos hubiese dado los destinos de cada equipo, de cada selección, de cada DT. Quién se hubiese imaginado que un dirigente argentino fuese a agredir a uno alemán o que Brasil el equipo del ‘Jogo Bonito’ se llevara el título a la decepción ‘o mais grande du mundo’.

Perdí muchas pollas, pero eso no me importó. Yo le aposté siempre con el corazón y alentaba a mi equipo hasta el final (he dicho mi equipo porque cada cuatro años digamos que podré adoptar uno, prestadito nomás hasta cuando se me haga el milagrito de que Perú llegue aunque sea a la inauguración).

El desempeño de Buffón es por demás uno de los mejores, por ello fue incluído dentro de la selección ideal del mundial. Cristiano Ronaldo también tuvo un rol importante junto a Figo y ambos se entregaron por la camiseta portuguesa con ánimos de llevarse el tercer puesto, ante una Alemania aguerrida que contó con un poderoso Bastian Schweinsteiger que se portó con tres golazos en su último partido

Sobre el juego del domingo solo me queda decir, que tuve el corazón en la boca, pero para mi mala suerte mi muy deficiente aparato digestivo me pasó la factura del almuerzo y me perdí los penales por ir al baño. Cuando regresé ya había acabado el partido e Italia abrazaba la copa entre lágrimas y risas.

Lo de Zidane fue un momento bastante doloroso porque todo fue tan rápido que no tuve tiempo de asimilarlo. Me sentí mal, expulsar a Zidane era justo. El jugador que hizo que yo adorara este mundial era él y se iba, y como yo quería que Francia ganara, como sea, no hice más que prometerle a Dios que si él hacía campeonar a Francia yo no me embriagaría por todo un mes. Y ya ven, Dios es ‘azurri’ ni siquiera creyó en mi promesa.



NO GANÓ EL MUNDIAL. Pero Zizou fue la estrella y, eso, nadie se lo quita. (Foto: Agencias)

Mi corazón es ‘bleu’ desde este mundial. Hoy me confieso nuevamente enamorada de ese señor de más de treinta y espero que sigan jugando más ‘zizous’ que puedan mantenerme en esto del romance pelotero. Al menos ya sé que de ahora en adelante no me perderé ningún otro mundial. Este fue una fiesta, Shakira- de quien no soy devota, ni mucho menos- nos sacudió con todo con ese cuento de que las caderas no mienten, y que bien que lo hizo. Chicas, la coreografía, es tarea para la casa.


A MENEAR SE HA DICHO. La colombiana se rompió en el escenario, ya no me quedan dudas: ¡Te odio maldita! (Foto: Internet)

Anuncios

8 Responses to “De porqué se puede odiar el fútbol, pero adorar el mundial (3)”


  1. 1 Orlando Mazeyra julio 12, 2006 en 4:35 pm

    Y después dicen que a las mujeres no les gusta el fútbol…

  2. 2 Orlando Mazeyra julio 12, 2006 en 4:48 pm

    Y después dicen que a las mujeres no les gusta el fútbol…

  3. 3 Anonymous julio 12, 2006 en 6:12 pm

    No nos gusta el futbol , nos gustan los futbolistas, jajajaja

  4. 4 Anonymous julio 12, 2006 en 6:17 pm

    No nos gusta el futbol , nos gustan los futbolistas, jajajaja

  5. 5 Sam julio 12, 2006 en 6:19 pm

    Bien dicho, jajaja

  6. 6 Sam julio 12, 2006 en 6:19 pm

    Bien dicho, jajaja

  7. 7 Oscar Pita-Grandi julio 15, 2006 en 10:53 pm

    Realmente fue una fiesta de las que no te dejan resaca, sino, un largo estado de embriaguez. ¿Perú? Estamos lejos. No tenemos siquiera un selección sub20 que madure para el 2010, y los experimentados de hoy (Pizarro, Guerrero, La Foquita, etc), no alcanzarían.
    Saludos y sabes, Zidane es Zidane, lo demostró en la cancha, y ojalá que los “emgreídos” de la FIFA no le quiten el tan merecido trofeo.
    Ahora sí, chiao!

  8. 8 Oscar Pita-Grandi julio 16, 2006 en 2:20 am

    Realmente fue una fiesta de las que no te dejan resaca, sino, un largo estado de embriaguez. ¿Perú? Estamos lejos. No tenemos siquiera un selección sub20 que madure para el 2010, y los experimentados de hoy (Pizarro, Guerrero, La Foquita, etc), no alcanzarían.
    Saludos y sabes, Zidane es Zidane, lo demostró en la cancha, y ojalá que los “emgreídos” de la FIFA no le quiten el tan merecido trofeo.
    Ahora sí, chiao!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Sara Apaza

1986. Estudiante de CC.CC. de la USMP, periodista multimedia del Grupo RPP y autora de cuanta catarsis se halle en este blog. Contacto: djagainst@gmail.com

Fotos de Flickr

Archivo

Estuvieron en Boleto Rojo

  • 52,719 + 6050 Visitantes

A %d blogueros les gusta esto: