"El hombre del otro día"

Abro los ojos y sé que la clase espera y que tú atendiéndome oirás mis palabras. Mis canas no te han ahuyentado como antes lo hicieron con otras niñas tan dulces como tú.

Mi lozanía se ha perdido y yo no sé qué pueda ofrecerte este viejo Hebaristo, que muere de amor otra vez al saber que un inocente ángel quiere rescatarlo de la prisión solitaria que purgaba desde quién sabe cuándo y porqué.

Abro los ojos, pequeña y te veo con una sonrisa tierna en el rostro, me detengo a acariciar una de tus cicatrices y tu respiración se mantiene en calma. Tus pulsaciones siguen un compás musical que ya otros músicos quisieran crear. Yo soy un músico de las palabras y a mí me juzgan en el pueblo entero por tu causa. Me reclaman y se ensañan conmigo porque dicen que cómo es posible que yo ande con alguien de tu edad.

A ti te dicen lo mismo, estoy seguro, aunque tú siempre lo niegues. Yo lo sé. Los escucho mientras tú, dormida, hallas una paz increíble, una serenidad que jamás encontrarás junto a mí.

Cada vez que escribo lo hago pensando en tus ojos, en tu mente y en tu corazón apasionado. A ti te gusta dejar el alma en las cosas y te olvidas de lo poco que queda para ti.

Has sido tan buena con este enfermo, tanto que te mereces una aureola y un pedestal junto a la Virgencita de la Puerta. Yo te rezaría todas las noches y pediría por el mundo que no nos comprende, rogaría por tus padres y los míos que descansan, suplicaría por tu alma y la mía para que el diablo no nos llevase.

Mira, yo hasta suplicaría, ¿has leído? hasta suplicaría no creyendo en nada. Yo perdí la fe hace tanto querida. La perdí y no la pienso recobrar nunca, pero tu amor me ha hecho recobrar la vida y no sé si eso sea volver a creer en todos o volverse más incrédulo que nunca.

Te amo. Te amo y eso importa solo por esta noche. Duerme que ya nada nos hará daño mi niña, sueña que seremos felices en otros lugares. Allí amanecerá mejor, mucho mejor. Sin el frío que aquí en Lima nos hiela tanto, ángel. Yo también cierro mis ojos y ahora en mi mente te veo sonreír y cantarme canciones de cuna para hacerme dormir prontito y encontrarnos, mi pequeña, no muy lejos, no muy tarde. Espérame niñita que ya llego, lento y viejo, pero llego amor.

Anuncios

8 Responses to “"El hombre del otro día"”


  1. 1 GatoFranco agosto 29, 2006 en 10:30 pm

    No sé de dónde sale esa voz (porque de algún lado tiene que salir). Me hace recordar un poco a «Memoria de mis putas tristes». Inocencia tardía y tierna. Es lindo lo que has hecho, lindo. Pero

    (Cómo les gusta sentirse protegidas… «a veces»)

    Con toda la dulzura del mundo, amí.

  2. 2 GatoFranco agosto 30, 2006 en 1:49 am

    No sé de dónde sale esa voz (porque de algún lado tiene que salir). Me hace recordar un poco a «Memoria de mis putas tristes». Inocencia tardía y tierna. Es lindo lo que has hecho, lindo. Pero

    (Cómo les gusta sentirse protegidas… «a veces»)

    Con toda la dulzura del mundo, amí.

  3. 3 Sam agosto 30, 2006 en 1:50 am

    Podría salir del fin del mundo o de cualquier parte estimado fersen…

  4. 4 Sam agosto 30, 2006 en 1:50 am

    Podría salir del fin del mundo o de cualquier parte estimado fersen…

  5. 5 nesiko agosto 31, 2006 en 4:39 am

    buena interpretacion
    pero sobretodo nostalgica

  6. 6 nesiko agosto 31, 2006 en 4:57 am

    buena interpretacion
    pero sobretodo nostalgica

  7. 7 Sam agosto 31, 2006 en 4:59 am

    nésiko: ¿me crees si t digo q t extrañaba :P?

    Sam.

  8. 8 Sam agosto 31, 2006 en 4:59 am

    nésiko: ¿me crees si t digo q t extrañaba :P?

    Sam.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Sara Apaza

1986. Estudiante de CC.CC. de la USMP, periodista multimedia del Grupo RPP y autora de cuanta catarsis se halle en este blog. Contacto: djagainst@gmail.com

Fotos de Flickr

Archivo

Estuvieron en Boleto Rojo

  • 52,719 + 6050 Visitantes

A %d blogueros les gusta esto: