La historia ‘Nostra’

“¿Por qué debemos obedecer unas leyes dictadas por ellos, para su beneficio y en perjuicio nuestro? ¿Y con qué derecho se inmiscuyen en nuestras cosas cuando pretendemos proteger nuestros intereses? Nuestros intereses sonno cosa nostra. Nuestro mundo es cosa nostra, y por eso queremos regirlo nosotros.”

Don Vito Corleone ante las ‘familias’ de Estados Unidos
Cap. 5
Subcap. 20
pp. 293
Existe la ley, existe el orden. Existen también el crimen, la mafia. Il Padrino de Mario Puzo (1) (Puso según la traducción de Ángel Arnau (2) ) es una historia original proveniente de una realidad no muy lejana. El hecho de haber sido llevada a la pantalla no le restó puntos a la novela, tampoco al autor, puesto que fue el guionista de las tres partes que Francis Ford Coppola lanzó a la industria cinematográfica.

Populares se hicieron gracias a la cinta: Marlon Brando (3) y Al Pacino(4) con sus respectivas interpretaciones de Don Vito y Michael Corleone (5). Además, el tema compuesto para la banda sonora de la película estuvo a cargo de Nino Rota (6) y quedó grabado para siempre en las mentes de los espectadores.

De la página uno a la 442 no hay pausa alguna-salvo en las mudas del propio libro- en las que haya dejado de escuchar dicha música. ‘La tonada’ de ese tema central, incluso hasta la “Tarantella”(7) se dejó oír mientras leía el capítulo de la boda de Constanza Corleone (8), conocida como Connie, la engreída del Don.

Cuando digo Don, me refiero a Don Corleone, a Don Vito Corleone. Un hombre como ustedes recordarán, si es que han visto la trilogía, fornido, no muy alto, pero corpulento, de aspecto maduro y razonable, como la obra lo describe.

Si alguien entraba en su sala, él le ofrecía muy cortésmente- nunca demasiado gentil- una copa de vino. Si alguien venía a pedirle ayuda, él, de muy buena voluntad, lo apoyaba. Si alguien necesitaba ser escuchado, él, escuchaba. Era una especie de santo, aunque digamos un santo interesado en la ‘amistad’ de la gente.

¿Sabían ustedes que el mundial de fútbol fue financiado por la mafia? Todos callamos. La profesora nos había hecho la pregunta y nadie supo qué responderle. ¿Qué es la mafia?-dije yo. La ‘cosa nostra’, ¿qué es eso?

Y qué tendría de malo- me pregunto ahora- ser un ‘mafiosi’, qué tendría que juzgar yo a quienes no conozco. Ahora, entiendo. Lo que aquella profesora preguntó carecía de sentido. Éramos cuarenta alumnos, o más, sentados sin saber casi nada o tal vez muy poco de la vida y qué podíamos saber de mafias, de crímenes, de ‘regimes’(9). Nada.

En el siglo diecinueve aparecieron en la ciudad italiana de Sicilia bandas conformadas por algunos campesinos que sentían ira contra aquellos que los habían expropiado de sus tierras. Sentían ira contra ese maltrato absurdo que los dejaba sin comer. Aquellos ricos y poderosos debían pagar caro. Los policías, que en ese entonces fueron el arma poderosa de los poderosos, eran un insulto para ellos. Eran títeres que servían a la iglesia y a los adinerados, jamás a ellos.

Para toda ley, nace una ‘antiley’. La mafia nació allí en una pequeña ciudad bella y atractiva, serena pero pobre. La mafia nació en contra de la opresión que un grupo, el del orden, imponía sobre los débiles. Estos débiles decidieron unirse, formaron las primeras bandas de la mafia. Los ‘mafiosi’ empezaron a hacer justicia, su justicia.

Entonces la cuenta sigue más o menos así: Sicilia, Nápoles, Calabria, Apulia, Detroit, Florida y Nueva York fueron las primeras ciudades en las que se formaron las mafias(10). Cada una en su rubro: el juego, las apuestas, la prostitución, los narcóticos, la piratería, entre otros.

Todas estas agrupaciones nacen en situaciones de peligro, de riesgo de la corrupción del Estado y sus órganos. Donde el Estado y la sociedad tienen algo sucio, allí hay lugar para una mafia.

“La venganza es un plato que sabe mejor si está frío”. Cuando leí la frase por primera vez fue en la primera parte de Kill Bill (11), comprendo a Tarantino (12), es más, entiendo a Beatriz Kiddo (13), al Padrino, a la mafia.

Si hay algo que caracteriza a todo los que he mencionado es su filosofía. Poco ruido, muchas nueces. Don Corleone es un tipo brillante para los negocios, sumamente inteligente. Cuidadoso, cortés, nunca violento. Puzo jamás quiso enmascarar a sus personajes como a malos o buenos. En la vida real nadie es malo o bueno, todos somos y nada más.

Las novelas televisivas, las series y algunas películas han elaborado prototipos de las personas correctas e incorrectas, de las malas y las buenas. Pero, ¿quiénes son las buenas? ¿quiénes las malas?

En la obra no hay etiquetas. Hay pensamientos, costumbres, tradiciones, formas de vivir, de pensar, de actuar, de vengar.

Según sus reglas si alguien ofende, merece ser respondido de la misma forma. La ley del talión, vale en la novela. En la vida real, también. La injusticia se da más a menudo que la propia justicia. La acción de pagar las culpas ya no se aplica a nadie. ¿Quién sino la mafia para hacer lo propio?

Pero los viejos sicilianos tenían razón, la mafia también se ha corrompido. La ‘antiley’ ha perdido su fuerza, su sentido, ahora no son más que vándalos sirviendo al Estado, al sistema, a la sociedad que alguna vez condenaron.

Durante la reunión de las ‘Cinco familias’ (y las demás de todo Estados Unidos) Don Corleone manifiesta su descontento con las reglas del juego que la sociedad impone. ¿Cuántos Corleone, Capone, Tattaglia, Barzini, Bochiccio, Molinari,… podrían pensar lo mismo?

“La vida es hermosa”. La personalidad de Don Vito irradiaba respeto, el gran hombre razonable siempre dialogaba. A los doce años perdió a su padre y casi fue muerto a manos de los mismos asesinos de no ha de ser por los esfuerzos de su familia, los Andolini, para que llegara a América con prontitud y pudiese cambiar su destino en aquel país.

“Todos los hombres tienen un destino”. El padre de Michael decía eso. El Padrino enseñó a su predilecto todo lo que debía saber antes de irse. Le explicó cómo era el negocio. Las ventajas y las pérdidas que habían tenido antes. Le enseñó cómo llegar a ser un Don porque confiaba en él.

El porqué de la mafia era algo que el Don nunca se atrevió a explicar a Michael, sin embargo, el menor de los Corleone lo descubrió por cuenta propia.

Cuando Vito Andolini llegó a Estados Unidos era tan solo un niño que se hizo trabajando en la ciudad de Nueva York. Llegada la edad del matrimonio se casó con una mujer hacendosa y tuvo cuatro hijos.

Un buen día su vecino le dio a guardar un gran saco. Vito abrió el bolso y vio que eran armas. No dijo nada.

Meses después él, su vecino y otro amigo hacían de las suyas asaltando algunas casas y con eso sustentaban a sus familias.

En el momento indicado Vito Corleone escogió su destino. Mató de tres tiros a un tal Fanucci que pertenecía a una banda llamada la ‘Mano Negra’ y que se ganaba la vida extorsionando a los inmigrantes sicilianos.

Cuando asesinó a aquel sujeto pensaba en su esposa, en sus hijos, en sus amigos Tessio y Clemenza, en Sicilia, y también en el dinero. A partir de ahí, cada uno de sus movimientos lo hacía pensando en el bienestar de su familia. Sus hijos debían crecer y tener las oportunidades que él no tuvo, irían a una escuela, a la universidad, se graduarían de médicos o abogados. Serían buenos chicos.

Lo mismo pensó su sucesor, Don Michael Corleone. “Quién sabe, a lo mejor, llegan a ser abogados, músicos o médicos. Ellos no se mezclarán con el negocio. Para cuado ellos lleguen a esa edad nosotros seremos totalmente legales. Serán buenos chicos.”

—————————————————————

1. Puzo, Mario. Il Padrino.Ed. Putman’s Sons, Nueva York, 1969.
2. Arnau, Ángel. Traductor de El Padrino en la edición de 1970 de la editorial Grijalbo.
3. Brando, Marlon. (Ya era conocido en Hollywood) Ganador del premio de la Academia por su interpretación de El Padrino en el año 1973.
4. Pacino, Al. Se hizo conocido por su interpretación de Michael Corleone. Años más tarde ganó el Óscar a mejor actor por Scento of a woman.
5. Protagonistas de la novela de Mario Puso.
6. Rota, Nino. Compuso para las películas “Muerte en el Nilo”, “El Leopardo”, la trilogía de “El Padrino”, entre otras. Nació en Italia en el año de 1911.
7. Danza tradicional de Italia de cuatro tiempos caracterizadas por compases rápidos.
8. Única hija del Don.
9. Zonas de mando de las familias llamados también ‘imperios’.
10. Los antecedentes de las ‘familias’ son de origen oriental. Las ‘triadas’ chinas datan del siglo doce y los Yakuza (Japón) del siglo dieciséis. La continuidad es hasta hoy en día incluyendo a la mafía colombiana y la mexicana.
11. Película que he visto cerca de cuarenta veces (tal vez más) debido a una cierta obsesión con los recursos que empleó Tarantino para lograr una realización de esa magnitud. Esa película es una esponja.
12. Tarantino, Quentin. director de cine a quien me gustaría conocer y escuchar. Aspiro a llevar sus tazas de café cuando sea su asistente. (jajajajajajaja)
13. Kiddo, Beatrix. Mi heroína preferida y protagonista de Kill Bill. Me gusta su frialdad, su táctica. Es un personaje femenino muy fuerte, eso me gusta.
Anuncios

4 Responses to “La historia ‘Nostra’”


  1. 1 las3ninfas diciembre 16, 2006 en 3:15 am

    Asu, no sé por qué me duele la trompa derecha últimamente…
    es cosa nooostra!!!

  2. 2 Just diciembre 17, 2006 en 4:42 pm

    interesante apologia la que haces,
    me dieron ganas de volver a verlas todas,
    por el momento no la leo (está en cola) pero la historia de los corleone y cada movimiento realizado es plenamente espectacular.

    un saludo.

  3. 3 Sam diciembre 18, 2006 en 4:42 am

    Lisi: me explicas lo de la trompa cuando te vea, eh!! Oe tenemos ke ir a chupar un borgoña!!!!

    Jersson: Un abrazote.

    Gente de El Hueco: los odio malditos. hasta ahora no puedo concluir la trilogìa. me han estafado màs de una vez. Los odio, ojalá la mafia suya se acabe!!!!

  4. 4 Carlos diciembre 21, 2006 en 4:56 pm

    Libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
    http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

    Describe estratagemas como “moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día”, “matar con una espada prestada” o “crear algo a partir de la nada”. Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

    Para mas información, y mas temas relacionados con la cultura china:
    http://www.personal.able.es/cm.perez/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Sara Apaza

1986. Estudiante de CC.CC. de la USMP, periodista multimedia del Grupo RPP y autora de cuanta catarsis se halle en este blog. Contacto: djagainst@gmail.com

Fotos de Flickr

Más fotos

Archivo

Estuvieron en Boleto Rojo

  • 52,700 + 6050 Visitantes

A %d blogueros les gusta esto: