Historias de turistas que se enamoraron del Perú


(Foto: Sara Apaza)

Texto publicado en la página web de RPP

La semana pasada el Perú se convirtió en la última morada de varios turistas que fallecieron por accidente o por robo. Otros, fueron víctimas de asaltos a mano armada y esperan a que la justicia peruana los auxilie. Por suerte, existe el otro lado de la moneda. Un grupo de solidarios norteamericanos y un par de voluntarias alemanas cuentan cuán felices han sido durante su estancia en suelo peruano.

Peregrinos en Chilca
De pie y aplaudiendo acompaña Arthur Ivey, el canto de su amigo Jaime Gatlin, quien comparte con los fieles de la Casa Oración Quechua un tema dedicado a Cristo.  Junto a Arhtur están María Alicia, su esposa, y Josué su hijo, que habla perfecto español y quien se animó a compartir con los pobladores de la comunidad uno de los pasajes bíblicos programados para el día.

La familia Ivey llegó de Estados Unidos al Perú hace siete años y desde su primera misión decidieron instalarse en el distrito de San Carlos en Huancayo. Desde allí se encargan de que la comunidad de Chilca reciba el apoyo necesario para mejorar su calidad de vida.

Arthur es un hombre alto y fornido de unos 50 años y cada vez que habla de su trabajo como pastor, lo hace tratando de inspirar a otros. “Yo llegué aquí hace siete años y sentí que una voz me llamaba a continuar mi labor como profeta desde este lugar”.

Él estudio ingeniería y antes de venir al Perú pasó por momentos muy difíciles, inclusó confesó que intentó suicidarse. Después de ello, él comenta que Dios le manifestó su misión.

A fines de marzo, llegó a Lima un 22 integrantes de la fraternidad misionera  “FUMC”, con el que Arthur había conversado meses atrás para organizar una campaña de salud en la localidad de Chilca en Huancayo.

Los integrantes del FUMC no dudaron en colaborar con la Casa Oración de Chilca y compraron medicamentos y convocaron a pediatras y odontólogos que estuviesen dispuestos a venir a Perú para emprender un nuevo reto.

Un día antes de la campaña, el domingo 30 de marzo, Ann Mary, una linda chica de Missisipi ayudaba a Tyler a colocar las pastillas en paquetes de 30. Mientras, Arthur planificaba todo el itinerario del día siguiente junto a Jaime y María Alicia.

Los pobladores participan activamente de las obras que organiza la Casa Oración que dirige un pastor huancaíno junto a Arthur. Ambos contactan ayuda extranjera para apoyar a la comunidad de Chilca. El distrito, ubicado a 10 minutos de  la plaza de armas de Huancayo, carece de desagüe y de luz en algunas zonas. Solo existe una posta médica, que no logra satisfacer las necesidades de los comuneros.

El almuerzo está listo. La ceremonia de bienvenida ha concluido y todos suben a un aula de la Casa Oración. El lugar es un pequeño salón de clases. Arthur, María Alicia, Josué, Ann, Jaime y los demás almorzarán un puré especial preparado por las mamachas de Chilca.

Aventureras solidarias
Charlotte Nemecke dice: “Tengo frío” y siente que el viento empieza a erizarle la piel. Se apoya en el borde del vagón y mira el paisaje huancaíno con melancolía.

A su lado, una figura muy similar. Lucía Sunder-Plassman, observa el mismo panorama y sube el cierre de la casaca oscura que contrasta con su nívea piel.

Ambas son dos guapas alemanas quienes terminaron el colegio el año pasado y quisieron visitar el Perú luego de finalizar su recorrido por Europa.

Lucía sonríe y comenta: “Nuestros padres no querían que viniéramos. Ellos pensaban que todo el Perú estaba derrumbado por lo del terremoto”.

Sus ojos están rojos, han dormido poco pero están contentas de haber llegado hasta Quichuay, en donde conocieron a los niños y jóvenes de la zona. Ellas hicieron su propio tour por Ingenio, distrito de Huancayo, en donde las casas rústicas se confunden con el follaje.

Ahora, desde el ferrocarril, las dos recuerdan a sus niños de Chosica. A ellos los han dejado en la casa hogar del este de Lima. Ellas cuentan que son voluntarias de un programa alemán que financia la educación de niños peruanos, cuyas familias no tienen recursos para educarlos.

Ellas llegaron hace cinco meses a la capital y cada mes sus familias abonan una determinada cantidad de dinero que sirve para solventar los proyectos educativos de la zona. Sus padres mantienen el contacto con ellas y las apoyan en todo lo que pueden.

“En unas semanas volveremos a Alemania y vamos a extrañar mucho el Perú. Aquí hemos aprendido muchísimo. Ahora tengo en mente estudiar para ser profesora de física y matemáticas”, explica Charlotte mientras liba su último sorbo de cerveza.

Despedida
Lucía y Charlotte partieron esta semana. Los integrantes de la Casa Oración también, ellos salen de Perú hacia sus respectivos países con una sonrisa dibujada en el rostro y el mejor recuerdo guardado en el corazón.

Anuncios

1 Response to “Historias de turistas que se enamoraron del Perú”


  1. 1 anais abril 17, 2008 en 5:07 pm

    Sara:

    Hasta ahora, nadie tuvo problemas para ver las muestras qeu hay colgadas colgadas en EL OJO BLINDADO, tanto en “la sala”, como en el archivo.

    Bueno, gracias por lo que decís, y te espero pronto otra vez por allí.

    Las muestras se cuelgan cada quince días, pero por cuestiones que exceden este espacio, las estoy renovando una vez por mes, al menos, hasta nuevo aviso.

    Paso por aqui medio a las corridas, pero ya agendo volver para ponerme y mantenerme al día.

    Desde la soleada y ahumada siesta porteña,

    anais i.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Sara Apaza

1986. Estudiante de CC.CC. de la USMP, periodista multimedia del Grupo RPP y autora de cuanta catarsis se halle en este blog. Contacto: djagainst@gmail.com

Fotos de Flickr

Archivo

Estuvieron en Boleto Rojo

  • 52,731 + 6050 Visitantes

A %d blogueros les gusta esto: