Archive for the 'Sociales' Category

A tus ojos de video tape

A continuación, palabras que sabes que hoy son para ti.

Quisiera terminar el calendario de este año escribiendote esta postal y admitiendo que yo no soy la misma.

Pese a toda la fuerza que he intentado robar de las piedras, está mi amor secuestrado, está mi amor desvelado y revelado.

Sabes que está y, tal vez ello, sea el motor que te impide hablarme o siquiera escribir algunas líneas como en el pasado.

Esta mañana vi a tu sombra mirándome de frente sin tener algo que decirme, pasaste de largo, yo estuve allí. Estuve sentada frente al ordenador pensando en que sería posible decirte “Hola”, pero no pudo ser así.

Tal vez aún no sepa entender la forma en la que gira el mundo, pero he podido dejarte y tú lo has logrado. Me has hecho entender que de alguna forma, yo era el ave de paso que estaba allí para creer,admirar,llenar de esperanza y no redimir…

¿Cómo no quedar devastada tras esa tormenta? Y me pedías que sea de hierro cuando todo a mi alrededor me derrumbaba de un soplido…

Si hallé alguna calma para el vacío, la encontré en la música y en la compañía de algunas almas que despertaron conmigo al amanecer. A diferencia tuya no he prostituido a mi corazón, jamás lo he ofrecido a cambio de redención alguna.

Por eso te pido que no esperes a Dios, no esperes a Cristo, no esperes a la esperanza ni a la fe… no las esperes…

Puede ser que me equivoque, puede ser que el poema de Aleja que escogí para ti no fue el adecuado, ni los cuentos que leímos por las mañanas, ni las canciones de Drexler que cantamos mientras hacíamos el amor…

Dejaste sobre el último peldaño (o acaso el primero) un zapato de princesa para mí… Dime si esperabas que caminara sola en el espesor de tu ausencia…

Ahora, nuevamente estás (imagino) iluminado. No sé qué decirte… ello será mejor… ello me hará saber por qué no has respondido a mi amistad como jurabas que lo hacías.

Y Mario tuvo razón siempre… aquella noche, aquel día pude decirte: “No te salves”, pero arrojaste, con todas tus fuerzas,  los millones de átomos que componían mi poesía…

sin aliento, temo no poder escribir nuevos versos…

y sin el mismo aliento, sonrío para poder decirte, que no tengas verguenza de mirarme otra vez, ojos de video tape.

te necesito

te
necesito
cabeza

te
necesito
corazón
te necesito
brazo

te necesito
torso

te necesito
V

te
ne
ce
si
to
pier
na
te ne
cesito pie

Yacías sobre los cerezos y resbalabas tus ondas sobre sus hojas. Yo te sentía junto a mi pecho y te alimentaba. Abría mi boca para cobijarte cada noche y los gatos aullaban y huían de los escombros del día.

Yacías sobre los cerezos y tu boca me santiguaba. Creía que moriría al salir la aurora. El cielo empezaba a depejarse y nuestras dudas se disipaban.

Aquí las calaveras nos miraban asombradas, desencajaban sus maxilares sobre la tierra…

(líneas interrumpidas durante la producción. Ha llegado el profesor y las voces han empezado a sorber todo el aire del salón)

?

no sabes cuántas ganas de correr con mucha prisa para verte y abrazarte… quisiera ver tu sonrisa y tus ojos brillando como antes. Los ojos de la tarde brillando, ardiendo… las plantas de mis pies empinandose para darte un beso… senitr que empieza a llover sobre nuestras cabezas, cruzar el río Rímac y mirar tus manos caminando… tu cabello con vida propia jugando con mi pecho…

Y si imagino todo esto en esta tarde gris es porque te quiero y estás en un sueño… tú eres mi sueño…

correr, saltar, de pronto navegar sin sentido hacia ningún lugar, las palabras caen con el viento que arrastra hasta la última nube hacia nosotros y nos vemos bailar…

Lo esencial es invisible a los ojos

Lo esencial es invisible a los ojos
Comí pizza y tomé coca cola
y me divertí mirando películas como siempre
Regañé a mamá por cruzar mal la pista.


antes de dormir hicimos una ronda y nos abrazamos el bebé, mi hermana, mi mami y yo
y ya cuando estuvimos muy cansados del pop corn y de las películas
y de la tarta de piña
nos fuimos a descansar.

yo encendí la pc y vi un pedacito de Amelie para soñar antes de dormir
e imaginé  cosas sobre el cielo, el frío y el invierno
recosté mi cabeza sobre la almohada y la abracé fuerte
tal vez imaginé alguna ola viniendo hacia mi ventana
tal vez esperaba que llegara el mar o que mi casa alada pudiese viajar cerca a la playa

imaginé que venía y se sentaba
que también era mi cura
y la felicidad que buscaba

y todo ello con la misma estela lógica
y los puntos suspensivos que me ha otorgado la vida
-la duda
y la claridad-

la lucidez completa que me entrega un niño en sus besos
cuando me entrega sus manos y sus días confundidos
sus búsquedas frustradas y su ternura de acero


me levanta algunas mañanas con neblina
me guía hasta el baño y lava mi rostro
lame mis labios y mi frente
me quiere y me pierde
me pierde
me pierde

en una estrella
me sienta
me despide
y me recita

y su boca de niño se abre para pronunciar versos exactos para colocar las visagras en nuestras puertas
para soñar con lo imposible y alejarme de su corazón
y aun así
me quiere y me pierde
me pierde
me pierde

sobre la luna
se acurruca y desde su redondez
me espía
él canta. Yo sé que a escondidas aprovecha su soledad para entonar en silencio toda pena, toda angustia y toda alegría.

Y la estrella observa a la luna
y la dibuja con la quinta punta
y se mueve danzando a su alrededor
para alegrarla y se mueve
se mueve
se mueve

el niño ahora
esboza una sonrisa, incrédulo, asombrado,
No puede ser.
No puede.
No puede.

No tengo otra palabra

no tengo otra palabra.
el silencio me lleva a laderas adyacentes a los poros de la luna
que miran abiertos a los planetas
formando una ronda alrededor de las nubes en las que gaseosamente dibujo tu mano sobre la mía

siempre será tu mano
tu mano descendiendo de mi boca hacia mi voca
tu boca descendiendo de mi frente hacia el monte más lejano

siempre será tu boca
aquella existencia húmeda y lasciva
que entre música y poesía besaba mi vientre

la ira que despertaba a las tormentas
la furia de los rieles de mi intolerancia

tu boca, tus manos,
tu ser sobre mi ser reposados, hundidos en una tina de agua salada.

qué he hecho poesía, sino horrorizar cada segundo a estas manos
y a esta boca
que me leyeron el capítulo siete de Rayuela estando enamoradas.

pero su voz calló y cayó y calló y nunca más volví siquiera a escuchar un eco suyo

el eco que guió mis pasos en calles lúgubres
y lugares hediondos
el eco que me arrancaba la ropa para cantarme estrofas de hierro

no tengo otra palabra.
no tengo más versos.
porque el vacío sin manos y sin boca
ha llenado mi habitación de glaciares y desiertos
ha llenado mi habitación de toda tu ausencia.

A verte cantar

dzj
Mañana, después de mucho, veré a Daniel F… estoy emocionada puesto que hace mucho no lo escucho en vivo desde el aniversario de Leuzemia el año pasado.

Estoy escuchando: “Yo pienso en ti” porque esta mañana pensaba en él, en lo que sucede ahora, que no es ni peor ni mejor que antes.

Él era el que hacía la poesía, el que maniobraba todo lo que yo solía deshacer… la izquierda de mi derecha… Bueno, dejó ahí a las palabras. Mañana por la noche me daré oprtunidad de cantar junto al F de siempre…

Nos vemos en La Noche de Barranco 😛


Sara Apaza

1986. Estudiante de CC.CC. de la USMP, periodista multimedia del Grupo RPP y autora de cuanta catarsis se halle en este blog. Contacto: djagainst@gmail.com

Fotos de Flickr

Stargate Pt.2

Tokyo

Crossbill

Más fotos

Archivo

Estuvieron en Boleto Rojo

  • 52,697 + 6050 Visitantes