Archive Page 2

No tengo otra palabra

no tengo otra palabra.
el silencio me lleva a laderas adyacentes a los poros de la luna
que miran abiertos a los planetas
formando una ronda alrededor de las nubes en las que gaseosamente dibujo tu mano sobre la mía

siempre será tu mano
tu mano descendiendo de mi boca hacia mi voca
tu boca descendiendo de mi frente hacia el monte más lejano

siempre será tu boca
aquella existencia húmeda y lasciva
que entre música y poesía besaba mi vientre

la ira que despertaba a las tormentas
la furia de los rieles de mi intolerancia

tu boca, tus manos,
tu ser sobre mi ser reposados, hundidos en una tina de agua salada.

qué he hecho poesía, sino horrorizar cada segundo a estas manos
y a esta boca
que me leyeron el capítulo siete de Rayuela estando enamoradas.

pero su voz calló y cayó y calló y nunca más volví siquiera a escuchar un eco suyo

el eco que guió mis pasos en calles lúgubres
y lugares hediondos
el eco que me arrancaba la ropa para cantarme estrofas de hierro

no tengo otra palabra.
no tengo más versos.
porque el vacío sin manos y sin boca
ha llenado mi habitación de glaciares y desiertos
ha llenado mi habitación de toda tu ausencia.

Anuncios

Tercer año de Boleto Rojo

Gente ahora me encuentro en la Aldea W ( comunidad bloggera de RPP)  allí podrán leer el primer texto de esta mi  tercera temporada… (yo diría enésima, jejeje)

Nos vemos allí:

PRIMER DUELO

primer_post1

Intentaré no sonar como un emo en este post. No galletas de soda, ni canciones melancólicas que la acompañen. La historia del desamor y de la despedida es suficiente para teñir este, mi primer post, de cierta desilusión.

Lee el texto completo aquí

A verte cantar

dzj
Mañana, después de mucho, veré a Daniel F… estoy emocionada puesto que hace mucho no lo escucho en vivo desde el aniversario de Leuzemia el año pasado.

Estoy escuchando: “Yo pienso en ti” porque esta mañana pensaba en él, en lo que sucede ahora, que no es ni peor ni mejor que antes.

Él era el que hacía la poesía, el que maniobraba todo lo que yo solía deshacer… la izquierda de mi derecha… Bueno, dejó ahí a las palabras. Mañana por la noche me daré oprtunidad de cantar junto al F de siempre…

Nos vemos en La Noche de Barranco 😛

Yo soñé esta mañana

Siempre soñé despertar una mañana soleada abrazada del amor, del amor desnudo e infinito

soñé que la música me despertaba y él-el amor desnudo e infinito- dormía.

El sonido semejante a un vals, un acordeón, un piano, un sonido italiano que me recordaba a Il Postino…

Soñé con las flores sobre mi regazo, las flores de colores sobre su regazo, acurrucadas y durmiendo junto a él…

Soñé con las sábanas níveas y su cuerpo de luna tendido sobre la cama… y era tan bello el sol acariciándonos.

Las cortinas levantadas, el olor del mar perpetrando a la luz en cada rincón de su sombra y los ojos de un tierno oso mirando a su joven madre despertarse.

Soñé esa mañana, soñé el amor desnudo e infinito, mientras despertaba.

Primer duelo

He llegado a este instante sonriendo bajo la media luz de tus espaldas
y sostengo la risa entre el temblor de mis manos.

 

en casa esperan nuestros hijos y la comida servida sobre la mesa
los hermanos, las madres y los abuelos de la nostalgia en esta primera muerte.

 

Llegan flores para mí en el verano…
margaritas de colores sobre la espuma de la media luna
que sueltan su perfume en mi alcoba.

 

Llegan con ellas los espíritus de los santos
y celebran mi entrada al Reino. 

 

Durante la ceremonia,
cargan el féretro las sombras de tu angustia
y los ángeles se posan sobre la tierra que será mi morada.

 

Tú que eres victimario y muerte a la vez,
me arrullas como a un niño
sostienes mi cuerpo en el aire, me haces volar, rozar el cielo con la punta de  mis senos…

 

yo soy un astronauta agradecido,
un Principito fuera del mundo buscando razones y motivos…

mis dedos acarician la línea de tu perfil grueso y níveo, eres un ser extraviado…

 

ahora me ves desde lejos y besas mis mejillas sin recordar tus palabras llenas de ternura. 
Sin aliento debo libar este trago amargo que tú, muerte, me concedes siendo tuya.

Vivos, vivísimos

mi bolígrafo rosa dibuja

la palma etérea de tu corazón palpitante, vivo, vivísimo

al rojo vivo de las mil llamas cuyas venas hierven, viven, vivísimas

en el giro de este volantín llamado vida, de este huracán que nos remece

haciéndonos sentir vivos, vivísimos.

Sin título

escúchame belleza preconcebida

que he hecho el amor hace cinco minutos con tu sombra

y el rostro de tu espejo declama el vaticinio

                  <<el fin no es más que un espléndido principio>>

 

tus palabras cercenadas no han querido más que expresar la inocencia de tu alma

 

eras un ser sensible y sin forma

acuoso y esponjado 

suave y sereno

 

yo te vi tantas veces meditar muy cercano a la azotea subterránea de este canto

 

un verso coral levantó tu espíritu

tu apabullado corazón desató los murmullos y puso el silencio sobre el atrio

el mantel de la mesa se descuelga en los orígenes de tu despedida

 

 

invítame a la cena, de ese amor extraviado que guardó su corazón en la noche

que volará tras ese sueño que le dio la muerte

porque pensando en la miseria veía cosas sutiles y hermosas, porque pensando en ti, muerte, hallaba la paz que las caricias de mis manos intentan.


Sara Apaza

1986. Estudiante de CC.CC. de la USMP, periodista multimedia del Grupo RPP y autora de cuanta catarsis se halle en este blog. Contacto: djagainst@gmail.com

Fotos de Flickr

Archivo

Estuvieron en Boleto Rojo

  • 52,745 + 6050 Visitantes